Conciencia Corporal: Qué es y Cómo conseguirla

Escrito por: Andrés Suro

|

|

Tiempo de lectura 3 min

Una de las razones principales por las cuales no disfrutamos de las relaciones sexuales se debe a que no percibimos los cambios que ocurren en nuestros cuerpos. Ahora, te estarás preguntado: ¿Cómo que no vivo en mi cuerpo? Con esto nos referimos a que somos ajenos de nuestras sensaciones corporales y por ende, de nuestro placer. El hecho de no saber reconocer lo que nos pide el cuerpo o porque reacciona de una forma u otra ya nos da una pista de que algo no está bien.


El cuerpo es el receptor principal para la activación del sistema somatosensorial (sistema encargado de decodificar los estímulos de tacto, temperatura o dolor). Cuando nos damos un golpe, este sistema se activa para interpretar qué sensaciones deberíamos sentir. Es aquí donde lo más probable es que sientas malestar en la zona donde tuviste la lesión. Por otra parte, cuando alguien nos acaricia el brazo, se activará el mismo mecanismo, enviando un mensaje de sensaciones agradables y placenteras. Pero esto no siempre funciona correctamente. A veces, notamos una caricia, pero no se activan los circuitos encargados en codificar los estímulos que nos vienen como algo placentero y comenzar el proceso de las fases de la respuesta sexual.


¿Qué puedo hacer para sentir más placer?


Todo depende en gran parte de lo conectados que estemos nosotros mismos con nuestras sensaciones corporales. Cuando no tenemos conciencia corporal, se nos hace difícil sentir placer, experimentar nuevas sensaciones y disfrutar de los encuentros sexuales. Esto suele ocurrir mayormente cuando nos dejamos llevar por el estrés o estamos consumidos por el ajetreo de la vida cotidiana. Es por esto por lo que es tan importante poder conectarnos a nuestra esencia para disfrutar de nuestra sexualidad en su máximo potencial.


Body consciousness:


Una nueva corriente que se enfoca en el aquí y en el ahora, busca romper con la desconexión entre el cuerpo y la mente. Estamos hablando del “body consciousness” o mejor conocido como conciencia corporal. El objetivo central de esta práctica es el autoconocimiento con el objetivo de fomentar el autocuidado, aquí también incluimos nuestro autoerotismo. Para conseguir este objetivo, necesitamos conocer aquellos aspectos de nosotros mismos que nos afecta en el comportamiento para que, de esta forma, podamos conocer cómo nos afecta para mejorar o cultivar de forma consciente, nuestro “yo” corporal, que es la fuente de todo nuestro comportamiento.

Man meditating outdoors

La idea principal es ganar autoconciencia llevando a cabo ejercicios de atención, los cuales nos permiten centrarnos en las necesidades corporales y a obtener mayor concienciación.



Cómo tener conciencia corporal


Sigue estos pasos para ganar conciencia corporal y mejorar su satisfacción sexual:

  1. Toma aire y concéntrate en cómo viaja el aire por dentro.

  2. Empieza a recorrer tu cuerpo de abajo a arriba, parando en cada centímetro, desde las plantas de los pies hasta las caderas.

  3. Detente en la zona perineal o suelo pélvico, (en el caso de los hombres, es lo que se encuentra entre los testículos y el ano) contrae y relaja los músculos, párate a diferenciar todo el movimiento que se concentra en esa zona. Identifica si hay algún punto de rigidez, tanto en los glúteos como en la zona anal. La zona perineal o suelo pélvico, se suele contraer en algunas situaciones, como por ejemplo, en las relaciones sexuales.

  4. Sigue subiendo con tu mente hacia la parte superior de tu cuerpo, siente los brazos, muévelos y mueve también los dedos uno a uno mientras los imaginas.

  5. Sube hacia la parte de la cabeza por el cuello, barbilla, orejas, nuca, cabeza…

  6. Y vuelve a empezar. No es difícil, es algo que es innato en nosotros, solo hay que practicarlo para lograr hacerlo de forma inconsciente.


Conciencia corporal más que una práctica…


La conciencia corporal es un proceso que conlleva práctica. Nacemos con la habilidad, pero a medida que pasa el tiempo, unos la desarrollan más que otros, ya que nos centramos en conocer el movimiento del cuerpo, pero no en pararnos a pensar en cómo lo hacemos, en cómo lo sentimos. Conseguirlo es positivo para todos los aspectos y ámbitos de la salud, incluida la salud sexual.

Andrés Suro

Autor: Andrés Suro  (Sexual Coach at MYHIXEL)


Psicólogo especializado en el área social y experto en sexología aplicada a la educación.

PD: Recuerda que puedes reservar una consulta privada conmigo en MYHIXEL CLINIC. Reserva tu cita aquí.