Por qué la disfunción eréctil en jóvenes está en aumento

Escrito por: Andrés Suro

|

|

Tiempo de lectura 5 min

Disfunción eréctil en jóvenes


Aunque parezca mentira, la disfunción eréctil en jóvenes es un problema que ha ganado visibilidad en los últimos años y por razones más que evidentes. Tradicionalmente asociada a hombres de mayor edad, esta condición afecta ahora a un número creciente de jóvenes. Los expertos señalan múltiples factores de estilo de vida y psicológicos que contribuyen a este fenómeno. Entre ellos, el estrés, la presión por rendir sexualmente y hábitos poco saludables como el consumo excesivo de alcohol o tabaco.


Pero lo que ha marcado un antes y un después en la forma de vivir la sexualidad de los jóvenes es la influencia de los medios digitales, que ha cambiado las expectativas y percepciones que los jóvenes tienen sobre la sexualidad. La constante exposición a imágenes sexualizadas y el fácil acceso a contenido para adultos distorsionan la realidad, creando expectativas poco realistas que muchos jóvenes encuentran difícil de satisfacer en sus relaciones personales. Pero antes de hablar sobre la gravedad de este asunto, tenemos que responder a la pregunta más básica:

¿Qué es la disfunción eréctil?


La disfunción eréctil, comúnmente conocida como impotencia, es la incapacidad persistente de lograr o mantener una erección suficiente para llevar a cabo una actividad sexual satisfactoria. Tradicionalmente, se ha asociado con factores de salud física como problemas cardiovasculares o diabetes, sin embargo, cada vez se reconocen más también aquellos componentes psicológicos, como la ansiedad de rendimiento o el estrés.


Muchos jóvenes pueden experimentar episodios ocasionales de disfunción eréctil debido a estrés o nerviosismo, denominados como pérdida repentina de la erección (o más popularmente como “gatillazo”). Pero cuando se convierte en un problema recurrente, es esencial abordarlo. Si algo tenemos que tener claro sobre la disfunción eréctil es que no solo afecta a la salud sexual de uno mismo, sino que también suele impactar en su bienestar emocional y la calidad de sus relaciones íntimas. Y es por ello que es necesario que hablemos de cómo el porno afecta a la sexualidad de los jóvenes.

young man watching porn in his computer on his bed

Como la pornografía afecta a la disfunción eréctil


La disfunción eréctil inducida por pornografía es un tema de discusión cada vez más presente en estudios sobre problemas sexuales en jóvenes. El acceso ilimitado a material pornográfico lleva a muchos jóvenes a una sobre estimulación que, paradójicamente, resulta en una menor capacidad de respuesta durante los encuentros sexuales reales.


Este tipo de disfunción eréctil, a diferencia del producido por otras causas, como aquellas derivadas por problemas médicos (diabetes, problemas cardiovasculares…), se caracteriza por la dependencia de estímulos visuales intensos para lograr y mantener la erección, lo que termina disminuyendo la sensibilidad a estímulos más realistas.


El cerebro, acostumbrado a la alta dosis de excitación que ofrece el porno, deja de responder con la misma facilidad bajo condiciones menos estimulantes, lo que lleva a episodios de disfunción eréctil. Además, el consumo constante de porno puede llevar a una distorsión en la percepción de la sexualidad normal, afectando la interacción con la pareja y la experiencia sexual en su conjunto.

Otras causas de la disfunción eréctil en jóvenes


No, no todo es el porno. Y aunque sea una de las razones por las que la sexualidad de los jóvenes está cambiando tanto en los últimos años, existen otros motivos que tampoco podemos dejar pasar por alto. Existen tanto factores físicos como psicológicos. En las condiciones de salud ya hemos mencionado la diabetes, pero también afecta la hipertensión y la obesidad de forma significativa, así como el uso de medicamentos que tengan efectos secundarios relacionados con la erección, como los antidepresivos.


Desde el punto de vista psicológico, el miedo al fracaso es una causa común que en algunos casos desencadena un círculo vicioso de ansiedad y disfunción. Es decir, se tiene un episodio aislado de pérdida repentina de la erección, esto genera preocupación en la persona que lo padece y comienza a pensar que será algo que le va a volver a ocurrir, creando un ciclo en el que la ansiedad aumenta el riesgo de disfunción y la disfunción alimenta las razones por las que tener más ansiedad.


Otro factor importante es el estilo de vida sedentario, que no solo afecta la circulación sanguínea y los niveles de energía, sino también la autoestima y la imagen corporal. Estos aspectos son fundamentales para una vida sexual saludable y activa, y su deterioro puede afectar directamente la capacidad eréctil del individuo. Con respecto a la autoimagen, también tenemos que mencionar cómo las redes sociales han convertido los cánones de belleza en algo poco realista, lo que deriva en estándares de imagen física cada vez más inaccesibles. Como resultado final: problemas de autoestima generalizados entre los jóvenes.

Consecuencias de la disfunción eréctil en jóvenes


Las repercusiones de la disfunción eréctil en jóvenes trascienden más allá de la esfera sexual, incidiendo profundamente en diversos aspectos de la vida personal y social. Uno de los efectos más significativos, como ya hemos mencionado, es la pérdida de autoestima y confianza en sí mismos. Muchos jóvenes varones suelen expresar sentirse menos masculinos o inadecuados al enfrentar problemas de erección, lo que suele llevar a un estado de ansiedad o depresión.


Como consecuencia de esto, vemos cómo cada vez son más los jóvenes que recurren a fármacos para evitar tener pérdidas de erección cuando salen de fiesta o tienen una cita. Por otra parte, muchos de los que tienen pareja, comentan que la disfunción eréctil aumenta las tensiones y los conflictos en sus relaciones, causando conflictos y distanciamiento.

a young asian man sad after arguing with his boyfriend, who is in the back

En definitiva, el miedo al fracaso sexual aumenta la probabilidad de que los jóvenes eviten las relaciones íntimas, lo que a su vez afecta a su capacidad de establecer relaciones románticas duraderas. Estos problemas, si no se tratan adecuadamente, pueden afectar a largo plazo la calidad de vida y el desarrollo emocional y relacional del individuo. Pero, ¿hay algo que podamos hacer?

¿Qué podemos hacer? Soluciones para la disfunción eréctil en jóvenes


Después de lo que hemos hablado, parece que el paisaje es más bien pesimista. Pero no te dejes llevar por la sensación de derrota y desesperanza. Hay varias formas de combatir la disfunción eréctil y enfrentarla requiere un enfoque que tenga tanto en cuenta las cuestiones médicas como las más psicológicas (y, por supuesto, el estilo de vida). Así que, lo primero de todo es pasar por un profesional de la salud para descartar o tratar cualquier condición médica subyacente.


Si no tenemos nada por lo que preocuparnos en el aspecto físico, es momento de atender los motivos psicológicos. Por lo general, cuanto más joven es una persona con disfunción eréctil, más probable es que la causa de su disfunción se deba a esta tipología más relacionada con lo mental. Por lo que, suele ser bastante efectivo plantear la terapia psicológica como opción primordial para abordarla, especialmente para trabajar problemas de ansiedad y autoimagen que puedan estar contribuyendo a la disfunción.


El cambio en el estilo de vida es otro pilar fundamental. Esto incluye mejorar la dieta, incrementar la actividad física, reducir el consumo de alcohol y tabaco, y establecer una rutina de sueño saludable. La educación sexual que promueva una visión realista y saludable de la sexualidad también es crucial para contrarrestar los efectos negativos de la distorsión producida por el consumo excesivo de pornografía.

a young man running on a road

Pronóstico: ¿hacia dónde vamos?


El aumento de la disfunción eréctil en jóvenes es un fenómeno que no solo preocupa a la comunidad médica, sino también a la sociedad en general. A medida que más jóvenes reconocen tener problemas de erección, es esencial abordar las causas subyacentes y ofrecer soluciones concretas y accesibles.


En este sentido, este incremento pone en primera fila de relevancia la necesidad de una mayor educación sexual en las escuelas y una discusión más clara sobre los problemas sexuales y el fácil acceso a plataformas de contenido explícito. Como hombres, es hora de que entendamos y desestigmaticemos la disfunción eréctil para poder promover un enfoque proactivo hacia la salud sexual plena e integral. 


Andrés Suro

Autor: Andrés Suro  (Sexual Coach en MYHIXEL)


Psicólogo especializado en el área social y experto en sexología aplicada a la educación.